Google+ Followers

Sunday, August 31, 2014

LA SEGURIDAD DEL ESTADO SE QUEDO CORTA EN MORON

UN SIMPLE PROBLEMA EN 2014.

Por: TICO MORALES. APLA. Agencia de Prensa Libre Avileña. Morón, Agosto 2014.

El problema no es problema como dice una canción de Ricardo Arjona, pero puedes tener un problema si en Cuba eres opositor, disidente, periodista independiente o simplemente un anticomunista acérrimo.

En días recientes después de llevar a mi colega de Agencia, Nilo Alejandro Gutiérrez González,  a una diabólica oficina situada en el registro civil o Carné de Identidad, ubicado en la calle Castillo al lado de la primera Unidad de la PNR en la ciudad de Morón, allí en ese mismo lugar este reportero fue citado después de varias palabras altercada en plena vía pública con un mayor del Departamento de Seguridad del Estado nombrado Onel quien conducía un auto LADA blanco con chapa del MININT.

Más de lo mismo; amenazas, bajezas, y vilezas indescriptibles dentro de un marco cerrado, donde un hombre que defiende la verdad en la luz, tuvo que enfrentar la inmundicia de dos caballeretes del mal.

La razón de todo, excluir y arrinconar como lo han intentado varias veces, durante muchos años atrás de eliminar a la Agencia de Prensa Libre Avileña. A.P.L.A., ya que todos quienes permanecemos por libre albedrío allí, incluyendo varios colaboradores en el anonimato por cuestiones de seguridad personal para ellos, todos los integrantes de esta Agencia de Prensa Libre, sabemos de antemano que información es poder, y eso es lo que temen los cancerberos del régimen, además de la proliferación de las ansias de libertad de un pueblo de doble moral, pero que cada día se ve y se siente más oprimido por las desgracias interminables de esta dictadura, y allí estamos también mi compañero y colega de juventud Nilo Alejandro y el señor Oscar Ayala, quien no fue citado debido quizás, a su avanzada edad y por tener varias enfermedades, que ellos lo saben al dedillo muy bien.

Otra vez la emprendieron contra mi amigo y director desde el exilio de la APLA, José Manuel Caraballo Bravo, quien hoy radica en Las Vegas como refugiado político. Amén de acusarle de traición; ustedes saben……..

Cortos se quedaron el mayor ONEL y el sátrapa enviado desde la Habana, según sus propias palabras ya que nunca se identificó como tal, solo vino junto al otro experto entendido en la materia a intimidar y atemorizar, que es lo único que saben hacer a la perfección, violando así plenamente la supuesta libertad de expresión y los derechos humanos de los cuales hipócritamente son firmantes, y que cacarean existe en esta isla sitiada, por estos agentes del control del pensamiento.   

Yo TICO MORALES, les aclaro y les digo una vez más, que la Agencia de Prensa Libre Avileña. A.P.L.A. seguirá contando con mi aporte, al igual que el de todos los veteranos colaboradores, de varios años de existencia en el anonimato, por mantener sus trabajos y no verse reprimidos ellos y sus familiares por las rústicas técnicas de terror empleadas por estos veladores de la autocracia.

La verdad no la pueden  cercenar señores……………………………….claro está aunque te busques un simple problema. ¿No lo creen así?