Google+ Followers

Tuesday, August 12, 2014

ESCANDALO EN EMPRESA ELECTRICA MORONENSE

 

images BombilloPENDIENTES A JUICIO TRABAJADORES DE LA EMPRESA ELECTRICA EN MORÓN.

Por: Oscar Ayala Muñoz. Agencia de Prensa Libre Avileña. A.P.L.A

Agosto -2014.

Varios trabajadores de la UNE- Unión Nacional Eléctrica- en el municipio Morón, provincia de Ciego de Ávila, están en espera de juicios bajo cargos de robo y corrupción continuada uno de ellos ya casi alcanza la edad del retiro y desde muy joven se vinculó laboralmente a esta entidad.

Para quienes fueron hasta hace algunos años trabajadores ejemplares por la meritoria y seria labor que llevaban a cabo en las líneas de alta tensión, la mayoría de las veces desafiando el peligro, pues trabajaban en caliente con las líneas energizadas, ahora la Fiscalía Municipal está pidiendo sanciones hasta de 15 años de privación de libertad.

Los delitos en que venían incurriendo desde hace algunos años tienen que ver fundamentalmente con la venta de metro contadores, la instalación de líneas eléctricas a particulares sin estar registradas en contrato alguno y la entrega del servicio trifásico, principalmente a carpinteros y propietarios agrícolas entre otros.

Generalmente por la vía oficial, para conseguir un metro contador, de 110V ó 220V la persona interesada tiene que formalizar un contrato en la empresa eléctrica y esperar de 6 o más meses, como promedio para obtener el servicio, en el supuesto que la entidad cuente con estos instrumentos.

Con los gestores clandestinos que operan en el mercado negro, la cuestión de hacerse de un metro contador, no es nada difícil, si el interesado es una persona solvente y está dispuesto a pagar de 50 a60 cuc o su equivalente en moneda nacional, lo obtendrá al momento.

Muchos otros servicios también se pagaban por debajo del telón, a precios exorbitantes, este es el caso de líneas de trasmisión puestas al servicio de particulares, entre ellos propietarios agrícolas, carpinteros, dueños de molinos de arroz, etc., quienes por vías legales no podían disfrutar del servicio, por el elevado costo de las operaciones, por ejemplo líneas de transmisión de más de 100 metros, casi siempre desaprobadas por la empresa eléctrica por el estado deficitario de los cables eléctricos. También se instalaban clandestinamente transformadores trifásicos, para beneficiar los propietarios antes mencionados.

En todo este asunto salta a la vista una contradicción, que corrobora lo difícil que resultaría en cualquier circunstancia, erradicar el robo y la corrupción en nuestro país.

La misma consiste, en que el incremento de las ilegalidades en la Empresa Eléctrica de Morón tuvo lugar en una época, en la que el gobierno dispuso el aumento salarial de los trabajadores del sector, que incluía un pago extra en divisas.