Google+ Followers

Sunday, July 28, 2013

Bar “Jardin del Apolo” centro de analisis de la Seguridad del Estado (S.E.) en Moron.

 Bar “Jardín del Apolo” otro centro de análisis de la Seguridad del Estado(S.E.) en Morón”

Por: José Manuel Caraballo-Bravo, Agencia de Prensa Libre Avileña, A.P.L.A

En unas correspondencias llegadas por manos propias, gracias a la valentía de cubanos que viajan a Cuba, y no se dejan amedrentar por la presunta revisión de documentos, entre ellos cartas de familiares hacia Estados Unidos, hecho que de ocurrir y no lo dudamos, es una fragante violación de las leyes internacionales, y de las propias cubanas, he comprobado una vez más que mi antiguo lugar de esparcimiento y reunión con disidentes en la región es un laboratorio de la policía política, sobre todo para recoger opiniones de la opinión publica en la ciudad.
Cuando estaba en Cuba sabia, como muchos otros también, que en el “Jardín Apolo” se utilizaban micrófonos ocultos, incluyendo el teléfono de la unidad conectado a una consola en las oficinas del patio del bar. Que en varios apartamentos de los edificios aledaños se filmaban videos y se tomaban fotografías, e incluso que utilizaron a jóvenes de esas viviendas para que lanzaran piedras contra nosotros, sin importar terceras personas que nada tenían que ver con oposición, o como ellos (S.E.) llaman “contrarrevolución”. Todo eso y mucho más igualmente se utilizó, y se utiliza en la actualidad: “el factor humano” (llámense clientes y trabajadores).
Ahora, según me cuenta el amigo, la cosa no ha cambiado tanto, solo que yo, el que siempre estaba sentado en una mesa cerca de la barra al final, ya no estoy; pero otros clientes que no se declaran abiertamente contra el régimen; pero que si expresan sus ideas, mucho más bajo los efectos de los tragos son controlados de igual forma. O sea, sus opiniones son tenidas en cuenta en uno de los departamentos de la S.E., y esto lo sabe mi amigo por sus relaciones (sin detalles para no cometer imprudencia) con un oficial que parece querer hacer su tesis de graduado con el “Jardín Apolo”.
Aquí una de las partes que hablan por si mismo: “…Jose, ten cuidado como vas a enfocar las cosas que me desaparecen, yo no soy el único que tiene un amigo policía; pero el diablo las cosas. Mira al Jardín van casi las mismas personas que tu conoces, y que no se tragan esta farsa, y a cada rato comentan de las malas decisiones que toma esta dictadura en picada. Como en otros centros de trabajo, incluyendo el mío, hay personas, que le llamo “chivatos” (informantes) que se dedican a recoger el “sentir del pueblo”, dicen que el Partido (Partido Comunista) lo analiza y le da soluciones, no se donde porque no las veo por ninguna parte, ah! Y la vecina del edificio de atrás sigue prestando su apartamento para los “fotógrafos”, si la del segundo piso, que todos lo sepan…”
Si algunos de los asiduos al “Jardín del Apolo” llegara a leer esta breve crónica, y pudiera comentar sobre ella, de seguro tendríamos un gran “feedback” o retroalimentación, algo tan importante por estos tiempos, sino de todas formas este trabajo servirá de alerta y/o entretenimiento para quienes sabemos que ha estas alturas la policía política o S.E. tiene que buscarse objetivos de trabajo, porque son tantos comiendo de la misma retórica, que tienen que inventarla para no quedar excedentes e irse a trabajar de verdad como le hace falta a nuestra patria, a nuestra querida Isla devastada por “Ali Barba y los miles de ladrones”