Google+ Followers

Friday, July 12, 2013

Pequeña exposición de fotografías de una cámara secuestrada.

Pequeña exposición de fotografías de una cámara secuestrada.

Por: Kallan Poe, Agencia de Prensa Libre Avileña, A.P.L.A.

Introducción.

Existe una frase legendaria que se ha hecho popular: “No todo en la guerra está perdido”. La Agencia de Prensa Libre Avileña, A.P.L.A., que pronto va a cumplir 12 años de fundada, si mal no recuerdo, y la desnutrición crónica que sufrimos los cubanos no me afecta ahora mismo, tuvo sus épocas buenas, regulares y malas como en estos momentos. Nunca tuvo en la cima; pero si tuvo ayuda, y entre otras cosas teníamos una cámara que hablaba por si misma, y de tanto hablar un mal día fue confiscada, maltratada y sentenciada a muerte por los vigilantes de pensamientos. Sin embargo uno de nuestros albaceas guardó estás imágenes para nosotros, que su autor, José Manuel Caraballo-Bravo, ahora lejos de casa tituló LUCES.

Parte de ese trabajo fue presentado en un concurso de fotografías organizado por el colega Orlando Luís Pardo Lazo, y que se desarrolló en casa de Rodiles (Ciudad Habana) en el 2012.

Las fotos a continuación fueron tomadas con una cámara digital Canon, sin la utilización de filtros, solo técnicas fotográficas. Aquí solo el autor utilizó su imaginación, el obturador y un acompañante, porque ha esas horas de la noche-madrugada la calle es un peligro para cualquiera, mucho más si es un “contrarrevolucionario”    

 
Calle Martí, antigua edificación entre Serafín Sánchez y Callejas.

 
Profundidad de fondo en la Avenida del Coronel Tarafa.

 
Hotel abandonado “Perla del Norte”
 
 
Antigua clínica particular. Hoy “Casa de Gobierno” en peligro de derrumbe.
 
 
Profundidad de fondo en Calle Martí, desde el Correo Postal hacia el Parque Agramonte.

 
Paso de una antigua locomotora norteamericana que ha sobrevivido gracias a los innovadores y expertos mecánicos de cuando el capitalismo.

 
Tras la lluvia de invierno en la Avenida del Coronel Tarafa.

 
Emblema que se quedo en su propio nombre: “Utopía”, gracias a la intolerancia.

Gracias por su tiempo dedicado.
Como en toda exposición, pedimos sus valoraciones y/o comentarios. Quizás puedan aportar muchos más datos, y eso sería espléndido, como es maravilloso que todos tengamos el derecho a expresar nuestras ideas libremente.

Pueden escribir al siguiente correo electrónico: aplacuba@gmail.com