Google+ Followers

Sunday, September 7, 2014

Lo del Tráfico con Drogas No es nada nuevo

09 DE SEPTIEMBRE 2014 08:00 A.M.

La operación "Aché" era dirigida por altos oficiales del MININT y la carga se almacenaba en Cayo Coco, afirma el mayor Abrantes.

Por: Jose Manuel Caraballo Bravo, Agencia de Prensa Libre Avileña. A.P.L.A.

OrtelioAbrahantes

Las recientes declaraciones del mayor del Ministerio del Interior (MININIT), Ortelio Abrantes Bacallao, luego de cinco meses retenido en Nassau, Bahamas, ha encendido otra ronda de investigaciones y comentarios sobre la participación del actual régimen militar cubano en actividades de narcotráfico. El valor actual en esto radica en que a pesar de la ininterrumpida vigilancia de los Estados Unidos de América, por ser el país que recibe los mayores daños debido al elevado nivel de consumo en su población (legales e ilegales) , y las reiteradas negativas del régimen militar cubano actual de que esto suceda en el territorio nacional, los altos oficiales del Ministerio del Interior (MININT) parecen seguir haciendo de las suyas, con o sin el conocimiento de sus máximos dirigentes, el General Raúl Castro Ruz - ahora Presidente de la República de Cuba en sucesión de su hermano - y del propio Fidel quien ordenara la impopular ejecución del General Ochoa, por entre otras razones estar involucrado en el narcotráfico internacional.

Es por ello, que reafirmo: "Lo del Tráfico con Drogas NO es nada nuevo". Y basado en mis experiencias; que nada tienen de particular ya que cualquier trabajador (activo o inactivo) de los Cayos Coco y Guillermo puede confirmarlas, la cúpula gobernante del territorio avileño, y sobre todo la alta jefatura del MININT en la provincia cubana de Ciego de Ávila, visita este polo turístico todas las semanas, y según declaraciones de otros oficiales bajo pretexto de:

- Supuestas salidas ilegales del territorio nacional.

- Recalo de paquetes con drogas.

- Visitas y/o entrevistas a sus informantes en los hoteles sobre comportamiento inusual de algún turista.

- Soporte de seguridad por la visita de altos dirigentes de la "revolución".

- Manifestaciones adversas de los trabajadores sobre el "proceso revolucionario".

- Reclutamiento de nuevos agentes y/o informantes (chivatos en el argot popular).

- Plan vacacional, entre otros.

Con todas estas frecuentes visitas de oficiales a Cayo Coco y Guillermo, es difícil que alguien pase desapercibido, a no ser que entre a los cayos por mar, y a un punto especifico de acceso restringido.

En sus declaraciones el mayor Abrantes, quien dijo estar emparentado con el fallecido bajo misteriosas circunstancias mientras cumplía prisión, Ministro del Interior José Abrantes, quien al escapar de Cuba era miembro (según documentos en su poder) del Departamento Técnico de Investigaciones (DTI); pero se desempeñaba como mayor en la Dirección de Contrainteligencia (DCI) del ministerio, específicamente a cargo de las operaciones de transporte terrestre y marítimo en Ciego de Ávila, también dice conocer sobre el "supuesto" accidente de Oswaldo Payá y Harold Cepero.

En Ciego de Ávila, según declaró a Radio Martí, la esposa de Abrantes Bacallao, Yadelis Rivera, dijo que teme represalias del Gobierno después de la fuga del militar, por lo que cerró su casa y se fue con su hija, de ocho años de edad, a la de sus padres, que reside en la misma provincia.

Aquí, debe estar involucrado el Jefe de la Contrainteligencia en retiro, José Marino, y su sucesor nombrado Onel, quienes han sido denunciado a la comunidad internacional por amenazar de muerte a periodistas independientes de la Agencia de Prensa Libre Avileña. A.P.L.A., y a sus familiares en fragante violación a las vigentes leyes de procedimiento penal cubanas.

El mayor Ortelio Abrantes (con h luego de entrar al MININT) Bacallao entró al Ministerio del Interior en 1998, se graduó de leyes en 2010 en una escuela de la institución en La Habana y realizó una maestría en 2011 en administración de negocios en la universidad de Ciego de Ávila. Otro documento muestra que estudió "investigaciones operativas del DTI" durante cinco años en una institución del MINIT en Ciego de Ávila, donde fue reclutado por la contrainteligencia.