Google+ Followers

Friday, September 26, 2014

JUEGOS Y PROSTITUCION PARA SOBREVIVIR

prostitution

Prostitución y juegos. Falta de desempeño en nuestra sociedad.

Por: Oscar Ayala Muñoz. Agencia de Prensa Libre Avileña. A.P.L.A.

Morón, Septiembre 2014.

Poco tiempo después de triunfar la revolución marxista en Cuba, su líder comenzó a manifestar repulsa por el turismo, ya que estimaba que era caldo de cultivo por excelencia de las más diversas prácticas degradantes que suelen enturbiar los valores éticos de cualquier sociedad y echar por tierra el espíritu emprendedor y creativo de un número considerable de seres humanos.

Sin embargo, en ningún momento imagino que las fuentes de tales prácticas por citar las que más le preocupaban, la prostitución y el juego, tema que nos ocupa hoy, fueran a cobrar tanta fuerza en un modelo ideal de sociedad como el que tenía en mente y planeaba construir, puesto que siempre los asocio con el sistema capitalista, para el que siempre ha deseado los peores males de la tierra, ya que tanto dice despreciar.

El tiempo se encargaría que no es precisamente el turismo quien engendra en primera instancia semejantes males y que otras dificultades, concretamente aquellas que no se han podido superar, no precisamente las heredadas del pasado capitalista, sino las que han estado alimentándose del sistema socio económico y político implantado en el país a partir de 1959, son las que hicieron aumentar un rosario de dificultades sociales extremadamente difíciles de erradicar o llevar a un nivel mínimo permisible.

Creemos que la población cubana tiene bien comprobado que ningún programa social del gobierno en sus 56 años, ha sido capaz de frenar al menos el comportamiento ascendente de la prostitución y el juego, todo lo contrario, cada año se muestra con mayor desempeño, esparciendo el caos y el desperdicio de un importante contingente en edad laboral potencialmente productivo.

Valga decir que aquella prostitución del pasado, estrictamente localizada de pequeños grupos y sin estar expuesta a la luz pública ha cedido el paso, sobre todo a partir de la década de los 90 del pasado siglo, a una prostitución canalizada a la vista de todos los ciudadanos, diríase que en estos momentos bien podría hablarse de una prostitución de masas, visible en cualquier casa, esquina, parque, plaza o discoteca.

Para que se tenga una idea de hasta donde ha llegado esta situación, les diremos que desde hace varios años en la ciudad de morón, se llevan a cabo operativos policiales casi todos los meses para detener a las prostitutas cuando se hallan enfrascadas en su tarea habitual para buscar dinero. Estas generalmente son conducidas a la primera unidad de la PNR, donde se les levantan actas de advertencias y hasta a algunas se les encausa jurídicamente.

La inmensa mayoría de estas mujeres acosadas por las autoridades alegan, que se vieron obligadas a prostituirse porque el gobierno no oferta empleos con una remuneración decorosa, suficiente para enfrentar el gasto familiar, y que el sector de trabajadores por cuenta propia, que a veces suele pagar mejor, un promedio de tres veces lo que pagan las entidades estatales, están ya en estos momentos se encuentran todas saturadas de personal, razón por la cual no están en condiciones de asimilar contingentes masivos de nueva fuerza laboral,…….la lucha del dinero por la vía de entregarnos a los hombres, es lo único que tenemos a mano para vestirnos y ganarnos el sustento diario,….le decía una de estas mujeres a un oficial de la policía, en el momento que la montaba en el carro patrullero para conducirla a la primera unidad.

La mayor cantidad de operativos para detener a las prostitutas tiene lugar en la plaza "LA VICTORIA" concebida hace aproximadamente hace dos décadas como centro principal de la retórica política municipal.

Este lugar consistente en una tarima y una plazoleta de aproximadamente 3200 metros cuadrados, rodeada de bancos de concreto y pequeños arbustos, recibe semanalmente a mujeres en edades comprendidas entre 17 y 50 años.

Después de haber jugado su papel, ciertos tragos de bebidas alcohólicas, los conquistadores de turno suelen llevárselas hacia una zona residencial contigua, en la que se han habilitado más de una decena de casas de alquiler que posibilitan el cumplimiento de los planes trazados por las parejas.

Por si fuera poco, en esta plaza ubicada en el centro-este de la ciudad, a un lado de la carretera que conduce al poblado de Patria, acostumbran a refugiarse también centenares de personas que viven del juego, principalmente de la BOLITA.

Tanto listeros como jugadores empedernidos y hasta banqueros, desde horas bien tempranas en la mañana, comienzan a ocupar los mejores bancos de concreto y algunas mesas que la administración de la plaza tiene habilitada para la venta de comida en dos pequeñas carpas al aire libre.

Así es como comienzan las operaciones del día, todo se reduce en un principio al pago correspondiente a los ganadores es decir la entrega del dinero a aquellos que acertaron en la elección del número salido la noche anterior y el registro de los jugadores para el siguiente día de sorteo de lotería.

El asunto del juego, además de expandido por toda la ciudad, parece no preocuparle mucho al gobierno comparado con la prostitución, lo que pudiera explicarse por el hecho de que semejante práctica, ya forma parte de los hábitos de vida de la población cubana.

Un considerable número de dirigentes políticos y admirativos, agentes policiales, profesionales y técnicos de todos los niveles, juegan la BOLITA, ocasionalmente o a diario.

La ciudad entera se ha convertido en una gigantesca mesa de juego. Se estima que de 100 personas 10 juegan empedernidamente casi a diario, también 10 lo hacen una vez por semana y unos 20 varias veces al año para un 40% de la población vinculada al juego, datos dados a conocer extraoficialmente por algunos listeros de la ciudad.

Otros juegos al azar también consumen parte del tiempo libre de la población, en edad laboral y estimulan con frecuencia al ausentismo.

Se sabe que el gobierno cubano no ha sido capaz de escarbar hasta las raíces de estos males sociales. El estado multiplicativo, experimentando con la prostitución y el juego parece ser una tendencia inevitable de nuestra sociedad. Así lo indica el desesperanzador ambiente socio económico imperante, caracterizado por el inmovilismo y agravado en todo lo sustancial por la falta de voluntad de la alta dirección del país, que le impide entender que se trata de una problemática interna que requiere de rápida solución mediante programas efectivos que contribuyan a impulsar el dinamismo de la economía del país, condición indispensable para generar empleos bien remunerados.