Google+ Followers

Thursday, June 26, 2014

SIN SOLUCION INUNDACIONES PELIGROSAS EN MORON.

INUNDACIONES PELIGROSAS

CAM00159CAM00160Por. Oscar Ayala Muñoz

Inundaciones que alcanzaron niveles asombrosos durante las fuertes lluvias del pasado mes de mayo y primeros días de junio, afectaron a miles de personas residentes en varias localidades de la ciudad de Morón en la provincia de Ciego de Ávila y hasta pusieron en peligro la vida de algunos ciudadanos, cuyos hogares  están ubicados en zonas extremadamente bajas.

Los problemas más críticos se detectaron en la zona sur de la ciudad, calles 7,8,9 y 10 que corren de este a oeste y en el Consejo Popular “ Roberto Rodríguez “ , el Vaquerito, antiguamente conocido por Llega y Pon, ubicado en el extremo suroeste de la ciudad. En este lugar abundan las casas rústicas y de bajo costo, la mayoría habitadas por personas de muy bajos ingresos.

En las localidades antes descritas las aguas irrumpieron en el interior de las viviendas a un nivel de aproximadamente 50 cm como promedio. Como consecuencia centenares de familias, vieron sin poder evitarlo como sus pertenencias sufrían daños, entre ellas, vestimentas, colchones, televisores etc. En las calles 8, 9 y 10, zona donde se levantan el Hotel Morón  y el monumento al Gallo del mismo nombre, las inundaciones alcanzaron niveles asombrosos que por primera vez en muchos años causaron gran pánico a sus pobladores.

La causa principal de este fenómeno que ha venido acrecentándose en los últimos años durante el período lluvioso, hay que buscarla en el desastroso estado en que se hallan los canales de desagüe de la ciudad, los dos existentes conocidos como Cimarrones necesitan ser dragados a profundidad de principio a fin, pero según informaciones brindadas por los Delegados de las Circunscripciones a sus electores residentes en las zonas más afectadas, el gobierno municipal no cuenta con los fondos requeridos para hacer frente a estas labores. Ambos canales nacen en el extremo sur de la ciudad, uno por el este y el otro por el oeste, bordeándola, siguiendo rumbo norte hasta desembocar en la Laguna de la Leche, hermoso centro de recreación frecuentemente visitado por turistas y pobladores, donde el menor chapuzón está terminantemente prohibido por la alta contaminación de sus aguas.

Dicen que no hay recursos para limpiar los canales cimarrones, sin embargo, años atrás varios centenares de miles de pesos fueron invertidos en la construcción de una serie de refugios concebidos para tiempos de guerra. Su construcción  sin fundamento alguno ya ha quedado más que demostrada, pues todos se hallan repletos de basuras, y aguas albañales que invaden todos sus rincones, además, los peligros de derrumbes afloran por doquier.