Google+ Followers

Thursday, October 2, 2014

VICTIMA DEL SINDROME DE LA AGRICULTURA EN CIEGO DE ÁVILA.

Predio usurpado

- LA ARCILLA QUE FORJO LA REVOLUCION COMUNISTA, SIGUE SIENDO FANGO DEL MALO Y CONTAMINADO.

Por: Valentino Balart y Ángel de Dios. Agencia de Prensa Libre Avileña. A.P.L.A.

Morón, Octubre de 2014

Juan Carlos Companioni García, con carne de identidad 60091704548 y vecino de edificio 22 apto 38 en el Micro Norte de Morón, provincia de Ciego de Ávila, está siendo víctima del "Síndrome de la Agricultura"

Aquí los involucrados resultan ser la "Señora Delegada" Eglis Guevara Guisan - y según la fuente - con la ayuda de la registradora Hilda Taymi Bravo le robaron el derecho a su finca, que él trabajó desde muy temprana edad, porque perteneció siempre a su familia desde antes de la toma del "triunfo revolucionario" de los Castros en 1959, y que además la mantuvo después, siendo miembro activo de la Cooperativa de Crédito y Comercio (CCS) "Ignacio Agramonte" desde el año 1996.

Ahora Juan Carlos vive la disyuntiva creada por la Dirección Municipal de la Agricultura de Morón, con el sostén de los anteriores personajes citados:

" He realizado todas las reclamaciones oportunas y adecuadas por los canales oficiales y vías pertinentes, sin recibir una respuesta clara del asunto, solo evasivas y engaños por medio de los órganos de este infructuoso país socialista, que se jacta de decir ser el más justo del planeta. ¡Espantosa y súper falsedad!"

Por su parte la delegada, Eglis Guevara Guisan, involucrada en este sucio litigio le comunicó a Juan Carlos, que se habían reunido varios funcionarios para aplicar la resolución 31, y por medio de esta se le retiraría el derecho de ser el dueño de esas tierras. Las mismas pasarían al señor Carlos Isidoro Obregón, al parecer un beneficiado más por parte de la magnánima Agricultura de Morón.

Juan Carlos Companioni García, tiene en su poder la resolución 50 del Delegado Provincial, la cual emite que esa tierra trabajada por años le pertenece legalmente.

¿Entonces quien tiene la razón? ¿Porque esa desorganización y desgobierno del municipio y la provincia? ¿Hasta cuándo va a seguir haciendo lo que le viene en ganas a la Agricultura en este caso la de Morón, por prebendas o amiguismos muy bien recompensados al parecer? ¿Cómo es posible, que el Jefe del Departamento de Inspectores Provinciales a cargo del caso, el señor Zúñiga declara mediante un documento que realizó durante la investigación, que esas tierras le pertenecían a Juan Carlos? Aquí se puede ver el grado de corrupción imperante, entre estas personas que supuestamente representan al campesinado cubano, una ironía excesiva viendo espectáculos como este, protagonizados por ese antro de la Agricultura de Morón.

Juan Carlos Companioni García, continúa en espera de un milagro ante tanta injusticia ya que se siente desarmado aún con la verdad de su parte y documentos que lo avalan.  Pero la realidad es otra aquí, si no le caes bien a esa mafia y no le resultas ser bien provechoso, tus días están más que contados como campesino.