Google+ Followers

Wednesday, March 5, 2014

CUIDADO CON EL HOSPITAL DE MORON!

                    VISADO DIRECTO AL INFIERNO, EN EL HOSPITAL MORÓN.

Por: Valentín (Valentino) Balart. Agencia de Prensa Libre Avileña, A.P.L.A.

Morón 5 de marzo de 2014. Aún cuando los supuestos gobiernos locales, en plena maquinación y contubernio, con los órganos represivos o paramilitares creados específicamente para amedrentar y sofocar cualquier intento de indignación, por parte de la población pretender silenciar la verdad, nuestros colaboradores se imponen al miedo y siguen reportando.

¿Qué sucede en las Salas donde tratan el CÓLERA?

En las salas de CÓLERA, del Hospital General Docente “Roberto Rodríguez” escasea el cloro, para desinfectar los baños y servicios sanitarios, contagiados y contaminados por los aquejados de esta enfermedad, estando esto estipulado como norma fundamental, para tratar de evitar más contagio interno y externo medidas estas que son decretadas por el Ministerio de Salud Nacional e instituidas en este antro hospitalario por higiene y epidemiología, que son un parte del guiñol de ese sanatorio.

Ellos solo pregonan lo que le señalan que digan y hagan, las leyes y resoluciones, son como acordeones, que se estiran y se cierran y otras veces se atascan, según la canción del momento, que sus letras principales son, la escasez, el no hay de nada, y la culpa la tiene el bloqueo.

. Por otra parte también se reportan:

- Falta de yeso en el departamento de Ortopedia, y

- Escasez de jeringuillas.

Sobre la carencia del yeso, ya podrán imaginar las inconveniencias para los que sufran fracturas, o quienes necesiten cambiarlo. Y en los segundos casos trabajadores en calidad de anonimato aseguran que están repartiendo de 8 a 10 jeringuillas “cuando la cosa está buena, y solo 2 cuando deciden ahorrar” para inyectar a un promedio de 25 o 30 pacientes de estas salas, con las mismas jeringuillas, por no haber más.

¿Habrá infecciones cruzadas aquí? ¿Se contagiaran los más sanos con hepatitis de todo tipo, VIH, etc.?

Creo que en estos momentos, ni en una guerra, se ve tanta miseria e indigencia como la que se ve hoy aquí en esta guerra de todo el pueblo cubano, como sentencio en una ocasión el señor Fidel Castro, cuando aun aullaba sus consignas.  

Mas esta guerra de todo ese pueblo, se la deben al máximo líder y sus máximas ideas del socialismo, la soñada utopía o más bien esa alucinación traída desde la Sierra Maestra por estos tirano saurios del caribe, que nada les sirve ver todos estos desastres que sufren hoy los habitantes de esta isla cautiva y tiranizada, comprobados a las claras por todos los ciudadanos de esta nación, palpados por este pueblo en sus propias y desdichadas vidas, durante medio siglo de promesas no cumplidas y viendo cada día el hundimiento de esta sociedad y el país en general, por los caprichos de unos cuantos prósperos y afortunados doblemente, que son estos señores, los cabecillas del retroceso socialista.

Y ahora quien me dice que esta involución marxista, leninista, castrista, va a salir de ese cráter que ya no es el antiguo bache. ¡No hay peor ciego que aquel que no quiera ver! así afirma el viejo refrán, pero a estos invidentes ya les llegara la hora de visitar este antro hospitalario, y allí obtendrán también, como el resto de la población de la ciudad de Morón y los municipios aledaños, sus propios visados directos al infierno.